L'Avenc > Los orígenes

  • La Masía, 1997

  • EL EQUIPO

  • LA CASTANYADA

  • AÑO NUEVO

  • La Castanyada

  • Fachada original de la Masía, 1997

  • La Masía, 1997

  • Cocina de la Masía, 1935

  • Sala noble de la Masía, 1997

  • Excursionistas frente a la Masía, 1975

La Masía

Fundadors de l'Avenc El Casal de l'Avenc, el edificio original y bloque central del conjunto arquitectónico actual, es un ejemplo notable de gótico rural catalán y un Bien Cultural de Interés Nacional, un BCIN. Es una muestra de historia viva. Según Artur Osona, un eminente excursionista del siglo xix, el Avenc primitivo data del siglo xiii mientras que la parte nueva es de 1559, supuestamente construida por canteros gascones. Algunas de las puertas son adoveladas, otras, como las de la sala gótico-renacentista, son esculpidas, y las ventanas de la fachada tienen dinteles cincelados. El casal fue habitado hasta mediados del siglo xx, momento en el que solo se utilizaba como cobijo para el ganado.
   
En 1997, después de casi 50 años de abandono, fue adquirido con la voluntad de restaurarlo y de encontrarle un nuevo uso. En 1999 se realizó un levantamiento de planos exhaustivo a cargo de las actuales arquitectas técnicas, Laura del Río y Neus Taribó, seguido de un estudio arqueológico realizado por la Generalidad de Cataluña. Gracias a un Plan Especial tramitado entre 2002 y 2006 ha sido posible dotar el conjunto con una infraestructura turística y cultural, cuyas obras finalizaron en marzo de 2013. A finales de 2007, se realizó una compra conjunta con la Obra Social de CatalunyaCaixa de 300 hectáreas a su alrededor, que actualmente se cogestionan con el objetivo de proteger y mejorar el territorio. El Casal de l'Avenc es actualmente la vivienda familiar de los Abey-Parris y, en su conjunto, un aparthotel donde poder disfrutar del bienestar rural. Familia Propietèria de l'Avenc
 

 

Proyecto Familiar

A la familia Abey-Parris, en el año 1997 se nos presentó una oportunidad única: adquirir y restaurar el Avenc de Tavertet. El reto era complicado, pues pretendíamos restaurarlo con la máxima fidelidad, utilizando métodos y materiales tradicionales, apostando, a la vez, por la energía renovable. Deseábamos que la masía se convirtiera en nuestra casa y encontrar un nuevo uso para el resto de los edificios, para poder compartir este lugar. Así fue cómo surgió la idea de abrir las puertas al turismo, a un modelo de turismo responsable que estuviera de acuerdo con nuestra filosofía. Nuestra responsabilidad es tener presente que la actividad que llevamos a cabo tiene unos efectos sobre el territorio, el medio ambiente y la población local, y nuestro objetivo es minimizar los efectos negativos y potenciar los positivos para contribuir a la conservación y mejora de esta zona.

Valores

¿Cómo contribuimos? 

  • Hemos creado un pequeño equipo de 7 empleados, todos locales, cinco de los cuales son mujeres. El equipo tiene acceso a formación continua, tanto externa como interna, y está muy comprometido con la filosofía de la empresa.
  • Hemos creado una red de proveedores locales fijos, a los que se exige que cuenten con una política similar y, sobretodo, que tengan en cuenta nuestros valores. Los productos que nos suministran deben tener la garantía de que son ecológicos, locales y/o de comercio justo. Con respecto a los alimentos de procedencia animal, el criterio principal es que se tenga en cuenta el bienestar animal.
  • Estamos muy comprometidos con la tarea de activar el interés del visitante para que venga entre semana y fuera de temporadas altas (desestacionalizar), que es uno de los grandes problemas a los que se enfrenta el Collsacabra. A través de campañas, promociones y ofertas, deseamos contribuir al cambio de mentalidad.
  • ¡No solo reciclamos! Hemos construido según criterios de arquitectura bioclimática, hemos equipado los alojamientos con equipamiento de bajo consumo y hemos invertido en diversas fuentes de energía renovable, entre otras medidas, para utilizar los recursos naturales de forma más racional. Tenemos placas solares, tubos solares, una caldera de biomasa y un molino eólico. Con objeto de divulgar nuestros esfuerzos y solicitar la colaboración de nuestros clientes, en cada alojamiento encontrarán información explícita y nuestro personal siempre está disponible para responder cualquier duda.
  • Trabajamos codo con codo con la Fundación Catalunya-La Pedrera con el objetivo de mejorar las 300 hectáreas que cogestionamos. Es necesario proteger mejor aquellas zonas, hábitats y especies de flora y fauna más vulnerables. Somos conscientes que hay mucho por hacer en este ámbito y es uno de los objetivos clave para los próximos años, al igual que mejorar la red de caminos existentes y la señalización, para potenciar un senderismo de calidad.

Más allá de promover un turismo responsable, también fomentamos y divulgamos la cultura del Collsacabra. En este sentido, desde el Avenc hemos creado la Asociación Centro Cultural del Collsacabra, para fomentar un uso responsable y social de nuestros equipamientos (para más información, consulte Grupos y Empresas). Entre otras acciones, desde la asociación publicamos la revista Els cingles del Collsacabra, muy conocida en la comarca.


Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si sigues leyendo, entenderemos que estás de acuerdo. Si quieres saber más, clica en ‘Política de cookies’. Entendido